Enfoques


Enfoque de derechos: Considera que todos los individuos, niños, niñas, adolescentes jóvenes y adultos son sujetos plenos de derechos, con derecho al disfrute del elenco completo de Derechos Humanos, reconociéndolos como personas con capacidades y potencialidades suficientes para participar en las decisiones familiares, comunales y políticas así como para contribuir activamente en la solución de los problemas que los afectan.

Enfoque de género: Considera que la violencia que se ejerce en contra de la mujer, el abuso de los maltratadores y su impunidad se basan en las relaciones de poder que se desarrollan desde la infancia y al interior del hogar entre hombres y mujeres y se alimentan de actitudes sexistas y discriminadoras toleradas y alentadas socialmente. Remite a la necesidad y obligación de trabajar por analizar los roles de género y combatir el abuso así como visibilizar las particulares formas de discriminación y exclusión en que se encuentran las mujeres rurales de los contextos alto andinos.

Enfoque intercultural: Entiende que las relaciones de género se determinan por la cultura y que a pesar de las similitudes entre todas las culturas sobre los roles masculino y femenino, cada una tiene formas de expresión propias (por ejemplo la forma del parto, el sentido del pudor, el temor a expresar sus emociones, el tipo de alimentación y vestido, los rituales cívicos y religiosos, el apego a la tierra y a la naturaleza, la valoración del “otro”, etc.) que es indispensable conocer con anterioridad a la intervención para buscar empatía entre el grupo de beneficiarias y los agentes promotores del cambio. Requiere experiencia o a falta de ésta, el asesoramiento de miembros de la propia comunidad y de especialistas de las ciencias sociales.

Enfoque de salud mental comunitaria:La salud mental como derecho fundamental de la persona es entendida como un proceso dinámico producto de la interacción del individuo con su entorno. Es una propuesta de comprensión y acción para procurar el mejoramiento de las condiciones de vida de un grupo partiendo del fortalecimiento del tejido social. El trabajo en salud mental comunitaria considera además de los tres enfoques mencionados el psicosocial. Contempla tres niveles de intervención que interactúan y se retroalimentan: promoción, prevención e intervención clínica comunitaria. Presupone acciones sanitarias en estos tres niveles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s